afirmaciones positivas

El poder de las afirmaciones positivas

Comparte
  • 30
    Shares
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Te has preguntado si las afirmaciones sirven de algo y pueden realmente ayudar a cambiar la química de tu cuerpo y células.

No eres el único que lo ha hecho.  Debido a ello, muchas personas llevan años investigando si es real el impacto que pueden tener las afirmaciones en la vida de alguien.  

Sin embargo empecemos por el inicio, por entender este concepto.

¿Qué son las afirmaciones positivas?

Son frases destinadas a afectar la mente consciente y subconsciente. 

De alguna manera al expresarlas repetidas veces, generan imágenes mentales que te pueden energizar, inspirar o poner en sintonía positiva. 

Esto a su vez puede afectar tu subconsciente que es el que influencia poderosamente tus hábitos, actitudes y conductas.

Si son apropiadamente estructuradas, las afirmaciones pueden recablear tu cerebro.  La neurociencia ha descubierto que el cerebro es moldeable así como una masilla o un plástico.

Esto lo confirmó David J. Hellerstein, M.D., profesor de psiquiatría clínica en la Universidad de Columbia.  Él sostiene que la neuroplasticidad del cerebro se da a lo largo de la vida de un ser humano por lo que puede verse afectada por situaciones cotidianas así como por los patrones de pensamiento.

¿Para qué sirven las afirmaciones positivas?

Si tomas en cuenta lo que señala el profesor Hellerstein, así como otros especialistas del área, si la mente es moldeada por lo que haces a diario durante tu vida, incluyendo los patrones de pensamientos, las afirmaciones expresadas de forma sistemática te pueden ayudar a cambiar esos patrones de pensamiento que se entierran en el subconsciente, se convierten en  paradigmas y afectan tus respuestas ante diversas situaciones. 

Si son patrones que te empoderan te convienen, pero si representan creencias limitantes con seguridad te autoboicotean pero el repetir afirmaciones te puede ayudar a cambiarlos.

Son recursos que tienes a la mano

Las afirmaciones por sí solas no cambian el curso de las cosas, son un recurso adicional del que puedes hacer uso para potenciar resultados. 

Los cambios que haces a nivel de acción son claves pero el patrón mental que subyace detrás de tus acciones también lo es.

Si alineas lo que haces con patrones mentales potenciadores te resultará más fácil generar los resultados que quieres.

Algunos consejos básicos antes de empezar a afirmar

  • Una forma de validar si la afirmación está estructurada de forma ideal para ti es que te sientas mejor cuando la dices, debe generarte alivio.
  • Si estás pasando por una crisis y tu tono emocional es muy negativo, evita afirmaciones exageradamente positivas. Busca algo que te ayude a moverte un paso más adelante de donde estás en ese momento, pero que no esté en el extremo opuesto.
  • Puedes ir subiendo de forma gradual el tono positivo de la afirmación y elevar tu sensación de bienestar.

Cómo estructurar afirmaciones apropiadas

Puedes repetir a nivel consciente algo pero si el subconsciente lo descalifica o lo siente incongruente contigo, se genera duda y la afirmación pierde poder, no surte efecto.

Sencillamente tu mente no termina de creer lo que dices. Por ello, es indispensable personalizar las afirmaciones para que resulten creíbles para ti.

Las afirmaciones positivas deben:

  1. estar en tiempo presente,
  2. en primera persona,
  3. tener un tono positivo y
  4. promover tu autovaloración.

Usualmente incluyen un verbo de poder y es bueno que resuenen contigo, que utilicen términos que para ti sean familiares.

Una clave que ayuda

Aunque estén bien estructuradas, puede darse el caso que sientas que siguen no encajando contigo. 

Si te sucede esto puedes anteponer frases como:  Estoy en el proceso de, me permito, me doy o me concedo el permiso, estoy rodeada de, estoy abierto(a) a, estoy dispuesto(a) a…

Ejemplo: deseas mejorar tu salud pero en este momento estás enferma.  Por supuesto si dices Soy una persona saludable o Mi salud es maravillosa e integral, es difícil que te suene congruente. 

Sin embargo si dices Me concedo el permiso de atraer salud integral y bienestar a mi vida puedes darle un giro positivo y creíble.  En este caso, señalas que quieres salud y que estás abierta a dejarla llegar a tu vida.  

Notas finales

Puedes aprovechar la enorme cantidad de afirmaciones que hay en internet, procura sin embargo pasarla por el filtro que te compartimos primero (tiempo presente, primera persona, etc.).

Lo ideal es que, con la guía que te compartimos aquí, le des tu toque personal para que las hagas creíbles para ti. 

Recuerda que deben ayudarte a sentirte mejor o generarte una sensación de alivio; verifica también que contengan términos que te empoderen y refuercen tu autovalía y siempre en tono positivo.

Si te gusta esta entrada El poder de las afirmaciones positivas, compártela. Namasté.

  • 30
    Shares

Añade un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están señalados con *